miércoles, 9 de enero de 2013

Análisis comparativo del estado de la dirección de proyectos en España y Latinoamérica y previsión sobre la implementación de la ISO 21500 “Directrices para la dirección y gestión de proyectos”



Mario Coquillat, PMP


 Cuando iniciamos nuestro proyecto en marzo del pasado año incluimos en nuestro Project Charter la necesidad de realizar una encuesta a los futuros usuarios de la guía de manera que capturásemos sus requerimientos por este medio además de a través de los blogs y las redes sociales.
Para ello nos apoyamos (agradecemos su colaboración) tanto en el PMI Madrid Spain Chapter para realizar la encuesta en España como en PMI para realizar la encuesta en Latinoamérica. El resultado final fueron 69 encuestados en España y 208 encuestados en Latinoamérica con una participación de los siguientes países (Bolivia (46); Colombia (39); Argentina (28);  Uruguay (23); Costa Rica (19); Paraguay (13); Perú (12); Chile (9); Venezuela (7); México (6); Panamá (2); Honduras (2); República Dominicana (1); Puerto Rico (1)).
En ambos casos la masa crítica de las encuestas son los directores de proyecto (España (42%); Latinoamérica (35,4%)), identificándose también como significativo en torno al 10% el colectivo de los líderes de las Oficinas de Gestión de Proyectos (PMO). Nos faltó una mayor opinión e interés de los patrocinadores y gerentes que es en nuestra opinión el público objetivo clave de la ISO 21500.
Sin embargo, dado que esta masa crítica está formada en su mayoría por gente experimentada (con más de 5 años de experiencia) y con criterio en gestión de proyectos, llegamos a la consideración de que su opinión tiene peso en el sector. En ambos casos no se ha captado suficientemente (en torno al 20%) el interés de la Administración Pública que se había definido como otro público objetivo para nuestra guía.
Respecto al nivel formativo de los encuestados se observa a día de hoy un mayor desarrollo en España (28% de los encuestados sin ninguna titulación ni certificación) que en Latinoamérica (45,1%). También es mayor el número de PMPs (España (38%), Latinoamérica (30,3%)). Esto augura un desarrollo importante para el 2013 de la formación en gestión de proyectos en  Latinoamérica  apoyado por iniciativas como la reciente creación de la página de PMI para América Latina. En España este crecimiento se ha visto impulsado entre otros factores por la crisis y la búsqueda de un estándar internacional (PMP) que les permita diferenciarse y facilite la búsqueda de empleo fuera de nuestras fronteras.
En cuanto a sectores económicos destaca en España (como era de esperar) el de información y comunicaciones (22%) seguido del de actividades profesionales, científicas y técnicas (14%). En el caso de Latinoamérica está más repartido con una participación en torno al 10% en los sectores de información y comunicaciones, actividades profesionales, científicas y técnicas, educación y oil & gas.
En relación a los segmentos de nuestros usuarios aparecen dos grupos bien diferenciados:
a)    Empresas de más de 1000 empleados: España (35%)/ Latinoamérica (29,9%)
b)    PYMES (hasta 249 empleados): España (38%)/ Latinoamérica (45,6%)
Aunque nuestra guía está orientada a cualquier organización que trabaja por proyectos con independencia del tamaño y sector, consideramos que su uso no será el mismo en cada caso.
Para un usuario de una empresa de más de 1000 empleados, donde se entiende que en la mayor parte de los casos existe un sistema de gestión de proyectos, la guía servirá como soporte para alinearlo con la ISO 21500. En el caso de una PYME es más probable que la guía sirva como base para establecer un primer sistema de gestión de proyectos al no existir ninguno.
A la hora de ponernos en marcha encontraremos a priori una mayor resistencia en Latinoamérica (44,1%) que en España (36%) sobre todo en los mandos intermedios y no tanto en los directivos.
Si bien es mayor el porcentaje de empresas sin ninguna metodología formal en Latinoamérica (34,9%) que en España (29%) se observa mayor implementación de la Guía PMBOK® a día de hoy en Latinoamérica (47,4%) que en España (33%). Esto facilitará la implementación de la ISO 21500 en estos países puesto que como explicamos en el webinar que realizamos, la nueva norma ISO está muy alineada con PMI y su estándar.
Asimismo para este emprendimiento en Latinoamérica existen más PMOs (39,5%) que en España (30%) así como más interés de crearlas en breve (Latinoamérica (36,8%) , España (11%)). De hecho, la afirmación de no necesidad de PMO es mayor en España (30%) que en Latinoamérica (21,1%)
Estos datos relativos a la adherencia a la Guía PMBOK® y a las Oficinas de Gestión de Proyectos auguran una mayor y más rápida penetración a priori de la ISO 21500 en Latinoamérica que en España, donde la mayor resistencia inicial puede ser vencida por la sencillez y la marca que trae consigo esta nueva ISO.
Dado que consideramos la PMO un agente clave para la implementación de la ISO 21500 si bien podrían existir otras fórmulas (interim project manager, director de proyecto, jefe funcional) potenciaremos su necesidad en la guía.
En cuanto a la madurez en gestión de proyectos de las organizaciones tanto en España como en Latinoamérica el 60% considera que es básica (Nivel 1 y 2). Estimamos pues que nuestra guía y la ISO 21500 pueden ser el medio para pasar del:
Nivel 2 – Existen diversos procesos de Gestión de Proyectos en la organización, pero no son considerados como modelos o patrones organizacionales. La alta dirección promueve el desarrollo de los proyectos, pero no de una forma estructurada y obligatoria. 
al
Nivel 3 – Existen todos los procesos necesarios para la gestión de Proyectos y son considerados como modelos o patrones organizacionales. Todos los proyectos utilizan estos patrones con pocas excepciones. Toda la documentación relativa a lo proyectos se mantiene formalmente.
Si analizamos cuanto se han impregnado los países de la cultura ISO veremos que es mayor en España (60% de los encuestados tienen alguna normativa ISO implementada en su organización) que en Latinoamérica (46,1%). De estas normas la más implementada con diferencia es la ISO 9001 (España (84%), Latinoamérica (89,9%).
Por tanto, nuestra guía debe incluir por un lado la integración de la ISO 21500 con la ISO 9001 al ser la norma ISO de referencia en las organizaciones y por otro lado debe tener un enfoque tanto a empresas con cultura ISO como empresas que no la tienen.
En ambos casos (España (81%) - Latinoamérica (73,3%)) coinciden en que la ISO 9001 es un facilitador para la implementación de la ISO 21500. Por ello se podría incluir en la guía como requisito o al menos como una recomendación para asegurar el éxito.
En cuanto a las razones que han llevado a las organizaciones a implementar una normativa ISO, en España en torno al 50% (en Latinoamérica el 17,4%)  lo han realizado por una necesidad del mercado mientras que en Latinoamérica más del 50% (en España el 26,7%) lo han realizado por promover la mejora continua.
Dado que actualmente (y hasta su revisión en el 2017) la norma ISO 21500 no es certificable y por tanto el mercado no va a generar una demanda tan manifiesta de la misma, aquellas organizaciones que la vean como un medio para la mejora continua de su sistema de gestión de proyectos estarán más abiertas a priori a su implementación.
Esto vuelve a otorgar nuevamente cierta ventaja a Latinoamérica frente a la mentalidad mostrada actualmente en España, que entendemos está cambiando dada la internacionalización de sus compañías y la necesidad de competir en mercados globales, donde la implementación de un sistema de gestión de proyectos eficiente le aportará valor más allá de la obtención de una certificación que le permita acceder a determinadas licitaciones.
Por el contrario, juega a favor de España la mayor implementación de la ISO 9001 en las organizaciones, que al haberse identificado anteriormente como un agente facilitador, deberá utilizarse de punto de apoyo para promover el uso de la nueva ISO 21500 en las mismas.
Como principal factor de éxito para implementar una normativa ISO tanto en España (57%) como en Latinoamérica (53,6%) se muestra que es el apoyo de la dirección. Consideramos que en la ISO 21500 este factor de éxito se mantendrá.
Los beneficios obtenidos por implementar normativas ISO coinciden tanto en España como en Latinoamérica y consideramos serán comunes en la ISO 21500. Los más significativos son la estandarización de los procesos de negocio, dar reconocimiento a la empresa y la satisfacción del Cliente.
Pese a que la norma como hemos indicado no es certificable, es reseñable que un 40% de los encuestados en España y un 53,3% en Latinoamérica, consideran que debería ser certificable. Esto debe marcar la evolución de la revisión de la norma que se inicia en el 2014 y puede reforzar (si bien ya lo identificamos en el Alcance 2 del Project Charter) la necesidad de definir requerimientos en nuestra guía.

Con respecto a que debe certificar esta norma, la mayor parte de los encuestados piensa tanto en España (54%) como en Latinoamérica (51,1%) que debe certificar a empresas. Existe otra vertiente menor que piensa que deben certificar proyectos (España (36%), Latinoamérica (40%)) con preferencia a los estratégicos.
Nuestro punto de vista es que las empresas tendrán que categorizar los proyectos de su organización y en función de las mismas definir el conjunto de procesos necesarios y el nivel de intensidad y control de los mismos, por lo que se cubrirá a través de la certificación de la empresa el cumplimiento de la norma por los proyectos.
Nuestro enfoque de proyecto con dos alcances bien diferenciados (Alcance 1: dirigido a directores de proyecto; Alcance 2: dirigido a los responsables de implementar el sistema de gestión de proyectos) ha sido reafirmado por alrededor del 68% de los usuarios. Esto valida nuestro planteamiento inicial y nos muestra que no debemos realizar modificaciones sustanciales a lo planificado.

Por tanto, arrancamos el 2013 con renovadas energías, con el objetivo inicial de publicar el alcance 1 de nuestra guía en paralelo a la publicación de la versión en español de la ISO 21500, prevista para este mes de enero, y lanzando el desarrollo de nuestra página web www.iso-21500.es.
Esperemos que todo ello, junto con nuestras ponencias realizadas el año pasado en el congreso PMI Madrid Spain Chapter, Tour Cono Sur Santa Cruz, Congreso PMI Puerto Rico y nuestros webinars en la estrenada plataforma del PMI-MSC, nos permita poner nuestro granito de arena en la implementación de la ISO 21500 en las organizaciones, tan necesario como se desprende de este artículo, para el desarrollo de la profesión de  Dirección de Proyectos en los países de habla hispana.

Congreso PMI Puerto Rico

Tour Cono Sur Santa Cruz


2 comentarios:

  1. Interesante, mucho éxito con su emprendimiento. Comparto la direccion de mi blog donde hay información sobre gestión de proyecto: http://gbonalde.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Gustavo. Si lo consideras interesante para tus lectores puedes incluir nuestro blog en tu blogroll y el @grupo_iso21500 incluiría el tuyo.

    ResponderEliminar